Antich pide al Gobierno que declare Área Marina Protegida a las montañas submarinas de Mallorca

15.04.2013 11:46

Antich quiere que la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Senado inste al Ejecutivo central a impulsar medidas para garantizar la protección de su biodiversidad, en su reunión del próximo martes.

Según indica el senador en la moción, las montañas submarinas de Mallorca forman uno de los sistemas de elevaciones submarinas más importantes del Mediterráneo occidental, desde el punto de vista geológico y también por su gran valor biológico, que las hace una zona de excepcional interés para su conservación", ha informado el PSIB en un comunicado.

La propuesta también argumenta que esta sierra submarina supone un papel clave para la conservación del Mediterráneo, "ya que contiene comunidades de alto valor ecológico y especies de interés comercial, que están en riesgo", recoge la moción registrada para su discusión en la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático. En concreto, se han documentado 29 especies protegidas, vulnerables o amenazadas, como delfines o tortugas bobas, entre otras.

No obstante, Antich añade que la presencia de barcas que utilizan en esta zona prácticas de pesca agresivas, como la de arrastre, pone en peligro las especies y hace necesaria su protección.

Además, ha recordado que en la legislatura anterior el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino apoyó la petición de la organización ecologista Oceana para impulsar la protección de dos áreas en el Canal de Mallorca. Desde 2006, se han localizado allí especies protegidas y se han documentado los diferentes tipos de fondos.

También se han hecho algunos "descubrimientos excepcionales", como los grandes campos de coral bambú, casi desaparecidos en el Mediterráneo, como la esponja carnívora.

Su declaración como Área Marina Protegida (AMP) y la inclusión en esta red permitiría salvar el área, según el PSIB. La propuesta concreta protegería dos zonas en un total de 2.820 kilómetros cuadrados, donde se encuentran, entre otras, las montañas submarinas 'Emile Baudot' (800 metros), de origen volcánico, y 'Ausiàs March' (600 metros) y 'Ses Olives' 300 metros), de origen continental, que se encuentran entre las de mayor valor ecológico del mar española por su gran biodiversidad.