Debate sobre la importación de residuos

29.09.2012 00:56

Mallorca, el nuevo váter de Europa

Una imagen del abarrotado salón de actos del Club DM (28.09.12)

Parece que todos quieren que progresemos. Pero también parece que no todo el mundo tiene muy claro que significa eso de progresar. Hemos escuchado aplausos cuando miembros de la mesa defendían el interés de mantener una isla de aire limpio y de aguas limpias y también hemos escuchado aplausos cuando otros miembros de la mesa nos hablaban del interés de convertir esta isla en el váter de Europa. La isla de la calma versus isla de la mierda.

Unos apuntaban en sus argumentos hacia que la lógica humana y el sentido común deben tender a evitar infraestructuras colectivas  que puedan suponer peligros para la salud, para la calidad global de vida o para la economía (actual monocultivo turístico); otros apuntaban a que lo interesante era el negocio. Entre otros, el negocio de comerse la mierda de media Europa; perdón, queríamos decir “energía renovable en biomasa al 50%”. Puesto que ello  nos supondría a los isleños un ahorro (¡que según algunos cálculos ronda los  8 euros por cabeza!).

Terrible dilema, enorme complicación: si reciclamos eficazmente tendremos menos mierda propia  y deberemos comprar más mierda siciliana, no vaya a ser que nos suban la tarifa.

Inquietudes al margen: ¿Alguien sabe a cuánto se nos compensa actualmente a cada mallorquín o mallorquina el  kilo de peste, a cuánto el kilo de la hiriente visión de Son Reus, a cuánto los riesgos para la salud, a  cuánto el kilo de  desfachatez…?