Coanegra, cooperativa de agricultores y consumidores

09.06.2015 16:23

 

 

Coanegra es  una cooperativa de agricultores y consumidores que, en 2011, decidió organizarse de forma conjunta para producir y comercializar productos ecológicos y/o de Mallorca. El equipo de Mallorca Sostenible  entrevista a su presidente Francisco Mengod.

 

 

 

¿Cuáles son vuestros principales clientes?

 

Nuestros clientes son bastante variados: en primer lugar, gente mayoritariamente joven y también con hijos pequeños que se quiere asegurar una alimentación sana. También gente de Es Figueral, donde está situada la tienda, que prefiere el comercio y productos de proximidad al de las grandes superficies. Actualmente, estamos ampliando nuestros clientes a través de los grupos de consumo intentando que valoren el producto ecológico y el producto local.

 

¿Cuáles son los productos más demandados por vuestros clientes?

 

El 70% de nuestras ventas es de producto fresco, frutas y hortalizas, el resto son productos ecológicos elaborados y/o artesanales de Mallorca. 

 

 

¿Tenéis prevista alguna campaña de sensibilización entre los consumidores para que se animen a comprar productos responsables?

 

Estamos en las redes sociales, página web, participamos en alguna feria y en las charlas a las que nos invitan. En este sentido, el objetivo principal es convertir a los clientes en colaboradores del proyecto. Estamos en una campaña de abrir la cooperativa a la participación de todos impulsando la figura del asociado o socio colaborador, con posibilidad de participar en los diferentes grupos de trabajo, talleres y la toma de decisiones a través de la asamblea.

 

 

¿Cuáles han sido los problemas más difíciles que habéis tenido que superar para conformar la cooperativa?

 

Dadas las características especiales de nuestra cooperativa, el principal problema ha sido conseguir un núcleo suficiente de agricultores jóvenes dispuestos a trabajar conjuntamente y en una organización formada tanto por agricultores como por consumidores. El cooperativismo, en general, es bastante desconocido o demasiadas veces con unas prácticas que no responden a los principios cooperativistas que son: participación voluntaria, gestión democrática, participación económica de los socios, autonomía e independencia, educación, formación e información, cooperación entre cooperativas e interés por la comunidad. Es difícil montar una empresa social, sin ánimo de lucro, basada en valores y no en intereses y que sea sostenible económicamente dentro del sistema capitalista que domina los mercados y las conciencias de la gente. Sólo es posible con la colaboración y complicidad de los sectores sociales que están por una transformación social.

 

 

 

¿Con qué dificultades se encuentra la cooperativa actualmente a la hora de promover la distribución de productos ecológicos y locales?

 

Una de las principales dificultades tiene que ver en cómo el sistema intenta integrar los conceptos y valores emergentes dentro de sus objetivos. Desde hace muchos años, pequeños agricultores y consumidor

es optaron por unmodelo de producción respetuoso con el medio ambiente; produciendo alimentos saludables y de proximidad, promoviendo un consumo responsable y que mantuviera las semillas de cada lugar, respetando los ciclos de la tierra, etc. Esta opción se ha ido extendiendo a medida que amplias capas de la población se han hechoconscientes de que la producción de alimentos en manos de las grandes multinacionales aportaba más perjuicios que beneficios. Este incremento de la demanda ha llevado a que grandes superficies y cadenas de supermercados han incorporado el concepto "ecológico" a sus productos, en grave competencia con los pequeños agricultores del sector. Este sello se refiere al modo de cultivo sin pesticidas ni abonos químicos, pero no tiene en cuenta otros conceptos que intervienen en la producción como salarios justos para los agricultores, mantenimiento de la bio-diversidad y semillas autóctonas, mantenimiento del paisaje o que el fruto de esta economía quede al propio territo

rio y genere más riqueza.

 

¿Hay de algún plan de marketing o estrategia específica para daros a conocer?

 

La comisión de comunicación está elaborando un Plan de Comunicación con nuestros propios recursos y gracias a la colaboración de socios y asociados. Este Plan tiene dos vertientes: una, difundir lo que estamos haciendo, los productos que ofrecemos y cómo acceder a ellos; otra, de concienciación de la población hacia un consumo responsable, sostenible y solidario.

 

¿Qué proyectos destacarías para el futuro próximo?

 

Hemos aprobado un Plan Estratégico 2014-17 donde, a partir de mantener los objetivos fundacionales de Coanegra, apostamos por la profesionalización, sobre todo de dos áreas prioritarias; la producción ecológica propia, consolidando un núcleo de jóvenes agricultores que puedan trabajar y desarrollar su proyecto de vida con ilusión y dignidad, y asegurar una comercialización justa de lo que producimos, al alcance de la población.

 

 

Estamos trabajando en el diseño de un Centro de Interpretación de la agricultura ecológica en huerto para poder recibir visitas de escuelas y familias y poder divulgar entre la población los beneficios de la agricultura ecológica. Y entre otros objetivos, estamos trabajando para poder comercializar productos elaborados con nuestra propia marca, intentamos construir una red de colaboración con otros pequeños agricultores que comparten todos o algunos de nuestros objetivos y, sobre todo, nuestras mismas dificultades. Y queremos potenciar, dentro del ámbito de Santa María y del Valle de Coanegra un turismo de naturaleza sostenible y que pueda complementar económicamente la producción agrícola.

 

¿Recibís algún tipo de ayuda de las administraciones?

 

La Consejería de Agricultura, estos últimos años, no ha estado interesada en potenciar la agricultura ecológica ni mucho menos a los pequeños agricultores. En cuatro años hemos recibido € 5300 de subvención para la incorporación de socios trabajadores en la cooperativa.