El consumidor sostenible:

Compra productos autóctonos para favorecer la economía y la cultura de la isla y evitar el uso masivo de transportes.

Compra productos poco envasados ​​o envasados con materiales reciclables como cartón, papel, vidrio y los lleva a reciclar una vez usados.

Compra productos biológicos o de cultivo ecológico en los que no se han usado productos químicos o nocivos para la salud de las personas o la tierra.

Conoce el Comercio Justo.

- Apoya al pequeño comercio para ayudar a diversificar la distribución salarial y de la oferta.

Busca el bajo consumo a la hora de comprar electrodomésticos, bombillas u otros utensilios.

Conoce la ética de las marcas y actúa en consecuencia.

Compra productos de temporada para evitar transporte excesivo y los contaminantes de la producción de invernadero.

Rechaza bolsas innecesarias.

- Compra productos hechos con materiales reciclados como papel higiénico, botellas de vidrio, etc.

Controla conscientemente el uso del agua y las energías domésticas: electricidad, gas...e intenta proveerse de energías renovables tales como la solar.

Va reduciendo la ingesta de calorías animales por día...Por motivos de salud, para evitar la ganadería intensiva que convierte a los animales en máquinas y para permitir la regeneración de la tierra (para producir una caloría de carne se utilizan diez calorías de grano).

- Y...si tiene la posibilidad: ¡produce sus propios alimentos y productos y / o utiliza medios de intercambio!

Basado en La Guía de Mallorca Sostenible. Colección Las Guías de sostenibilidad. Editado por TODO SOSTENIBLE.2001.

 

¡Participa!

Puedes hacerlo desde aquí enviándonos las informaciones que desees publicar o realizando propuestas de modificación o supresión. ¡Gracias!

Contacto

Mallorca Sostenible

+34 629 99 14 79

© 2015 Reservats tots els drets.